Se gradúan 71 estudiantes del posgrado de Negocios de la IBERO

Mar, 4 Dic 2018
Piden a nuevos maestros buscar el bien común, la justicia social y refrendar los valores de la Universidad Iberoamericana
  • Toma de protesta de los 61 alumnos del posgrado de Negocios (Alberto Hernández/IBERO).
  • Dra. Alin Moreno, titular de la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad (Alberto Hernández/IBERO).
  • Mtra. María del Rocío Gutiérrez Fernández, de la Maestría en Administración (Alberto Hernández/IBERO).
  • Mtro. Mauricio Nieto, coordinador de la Maestría en Finanzas (Alberto Hernández/IBERO).
  • Mónica Leticia Mendoza, graduada de la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad (Alberto Hernández/IBERO).
  • María Dolores Pérez, de Finanzas, pidió a sus compañeros ser agentes de cambio (Alberto Hernández/IBERO).
  • Rosa María Garduño Rivero, de Administración, dijo que lo importante ahora es provocar cambios positivos (Alberto Hernández/IBERO).
  • Familiares y amigos de los nuevos maestros se dieron cita en el Auditorio Ignacio Ellacuría (Alberto Hernández/IBERO).

Un total de 71 estudiantes del posgrado de Negocios de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México concluyeron sus estudios, con la encomienda de poner sus conocimientos al servicio de la sociedad y convertirse en agentes transformadores de la realidad.

Durante la ceremonia de egresados, que congregó a alumnas y alumnos de las maestrías de Mercadotecnia y Publicidad, Administración y Finanzas —conocido como posgrado de Negocios—, se destacó la fortaleza de estos programas académicos de la IBERO.

A nombre de los 41 graduados de la Maestría en Administración, Rosa María Garduño Rivero dijo que deben comprometerse  con el respeto a la dignidad humana, la justicia social, la paz y al servicio de la sociedad y de México.

Señaló que “no sólo es integrar lo aprendido a nuestras actividades académicas y profesionales, sino a nuestra vida y en la medida de lo posible contagiar de ese sentir al prójimo, a nuestra comunidad y provocar cambios; alentar a que las personas vivan un proceso de transformación continua y logren ser la mejor versión de sí mismos”.

Por su parte, Mónica Leticia Mendoza, de la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad, de la cual concluyeron estudios 24 alumnos, señaló que “este posgrado es un logro para todos, pero debemos seguir soñando y ponernos metas cada vez más altas”.

María Dolores Pérez, quien representó a los seis nuevos maestros de Finanzas, “enfatizó que la educación transforma a la sociedad; seamos agentes de cambio. Se vienen tiempos inciertos en México, sumemos y construyamos, aboguemos por la solidaridad y reconciliación. Trabajemos sobre todo con compasión, defendamos lo justo y lo bien hecho en México”.

Sean humildes y sirvan al otro

Previo a la toma de protesta, los coordinadores de los posgrados dieron algunas palabras a quienes durante dos años emprendieron la laboriosa, pero gratificante tarea de estudiar una maestría, lo que muy pocos en nuestro país logran.

“Ustedes son nuestro producto, ustedes son nuestro orgullo. Lo que sean afuera es en cierta forma lo que nosotros pudimos poner en ustedes. El día de hoy se integran el equipo de hombres y mujeres de este país con grado de maestro, del que forman parte sólo el 0.8% de la población de este país”, expresó el Mtro. Mauricio Nieto, coordinador de la Maestría en Finanzas.

Por su parte, la Dra. Alin Moreno, titular de la Maestría en Mercadotecnia y Publicidad, felicitó a los graduados por “vencer sus propios miedos, la incertidumbre, la frustración inesperada o no deseada; pero sobre todo, los felicito porque derrotaron obstáculos internos y externos”.

La Mtra. María del Rocío Gutiérrez Fernández, de la Maestría en Administración, les recordó a los estudiantes que es un día de fiesta, pues coronan todos los momentos complejos y los esfuerzos con un grado académico, un logro personal que deberá servir a los demás.

Tras los discursos, los 71 alumnas y alumnos protestaron como maestros y refrendaron los compromisos de la IBERO: la formación humanística, el poder transformador y la vocación social.

Iván Cabrera


COMPARTIR: